Anka Mapu: Acciones de Bayer se desploman en la bolsa de Alemania tras fallo en la justicia Estadounidense contra Monsanto

Anka Mapu: Acciones de Bayer se desploman en la bolsa de Alemania tras fallo en la justicia Estadounidense contra Monsanto

Anka Mapu: Acciones de Bayer se desploman en la bolsa de Alemania tras fallo en la justicia Estadounidense contra Monsanto

Un histórico veredicto contra una filial de Monsanto en San Francisco determinó que Monsanto actuó con «malevolencia» y falta de honestidad al ocultar el carácter potencialmente cancerígeno del glifosato contenido en sus productos y herbicidas. La empresa fue condenada a pagar una millonaria suma a un jardinero con cáncer terminal. Las cifras de la multinacional alemana se derrumbaron hasta en un 10% en la Bolsa de Francfort.

Se veía venir. Y en Anka Mapu lo habíamos adelantado. Tras el fallo adverso de una jueza federal de la ciudad de San Francisco -a mediados de octubre- en contra de la filial norteamericana de Monsanto por un caso histórico sobre el potencial cancerígeno de su herbicida con glifosato -Roundup-, las repercusiones no tardaron en llegar. Primero fue la opinión pública que se hizo escuchar a través de masivas manifestaciones, las redes sociales y un sinfín de otras tribunas mediáticas, aplaudiendo la decisión de los tribunales estadounidenses, brindándole un duro golpe a la imagen de la transnacional alemana. Luego, vendría el efecto menos deseado por cualquier empresa en el mundo, tal vez el knock out que hasta ahora mantienen groogy a este gigante germano…las acciones de Bayer se desplomaron rotundamente en la bolsa alemana.

Si bien, tras su aplastante derrota judicial, parecía en primera instancia que la debacle total caía sobre la multinacional germana, no todo fue el peor de los escenarios para Bayer. Por lo menos en lo económico, la derrota no fue tan dolorosa. Casi como un consuelo, la jueza rebajó la condena de US$ 289 millones a tan sólo US$ 78 millones contra la empresa, que si bien es un monto más que significativo y que a primera instancia podría parecer una suerte de “perdonazo”, ello no aminoró la conclusión del jurado californiano del casi delictual accionar de esta compañía, decisión con la cual Anka Mapu está absolutamente de acuerdo.

Empresa malévola

Para nuestra granja agroecológica Anka Mapu, ni el gigantesco looby generado por el gigante alemán en este caso, pudo hacer algo para que Monsanto fuera señalado por la justicia norteamericana como culpable en un fallo considerado histórico en el sector agroquímico mundial. Obligado a cargar con el vergonzoso rótulo de empresa “malévola”, por su descarnada omisión sobre los potenciales peligros cancerígenos de su producto estrella, el popular Roundup y su versión profesional RangerPro, Bayer hoy tiene que cargar de por vida con la acusación de que Monsanto -su marca estrella en el sector agroquímico- habría sido la gatillante del cáncer terminal del jardinero Dewayne Johnson, quién por años estuvo respirando las toxicidades de los herbicidas de esta marca, cada vez que fumigaba los jardines de la Escuela de Benicia, una pequeña población en el noreste del área de la bahía de San Francisco.

Si bien la jueza Suzanne Bolanos rebajó la condena de 39 millones por daño moral y económico infligido al demandante y de otros 250 millones de castigo para la compañía, mantuvo los cargos delictuales que hoy tienen en el tapete a este gigante de la industria químico farmacéutica mundial, arrojándole tal vez el golpe legal más certero en su historia empresarial desde que fuera fundada en 1863. Este es el punto que hoy más destacamos en Anka Mapu…reconocer finalmente que estos herbicidas son dañinos para la salud humana, un  hecho que desde años hemos venido sosteniéndolo en nuestra granja agroecológica y por lo cual nos enorgullecemos de ser una zona libre de todo pesticida, agroquímicos y agrotóxicos en nuestras plantaciones propias.

Un pago justo

En lo estrictamente económico, en Anka Mapu resalta el hecho que, junto con el oprobio y la humillación de ser apuntado con el dedo como causante directo de cáncer en las personas, Monsanto a través de su propietaria Bayer, debería además pagar la no despreciable suma de 78 millones de dólares que recibiría directamente Johnson, quién hoy ha tenido que someterse a millonarios tratamientos oncológicos que le han permitido aplacar en ciertas forma las secuelas del cáncer que hoy padece y que apunta a los herbicidas de Monsanto como los culpables del mismo.

Hoy este padre de dos niños y que actualmente vive con las secuelas del linfoma No Hodking (cáncer que surge en los linfocitos), asegura que ningún monto de dinero mitigará el sufrimiento que ha pasado, ya que una vida no tiene precio y que hará lo imposible en lo que le resta de existencia (según los oncólogos tratantes, le quedan poco menos de dos años de vida) para luchar intensamente para que nadie más sufra lo que él ha vivido. No obstante, en Anka Mapu dudamos que este potencial acuerdo ponga fin a este dilema, ya que el potencial monto que pagaría Monsanto, aún estaría en entredicho. Es tan así que el demandante tiene hasta el próximo 7 de diciembre para aceptarlo o rechazarlo.

Monsanto por su parte, señaló que prefiere ver en esta histórica derrota legal, “el vaso más lleno que vacío”, apuntando con este hecho que “la decisión del tribunal de reducir los perjuicios punitivos en más de 200 millones de dólares es un paso en la dirección correcta, pero seguimos pensando que el veredicto de responsabilidad y la concesión de daños y perjuicios no tienen sustento en los elementos del proceso o en el derecho”. Argumentos poco convincentes para Anka Mapu, frente a un indiscutido veredicto que hoy lo señala como principal causante de gravísimos daños a la salud de los usuarios de sus herbicidas.

La demanda de Dwayne Johnson contra Monsanto Company es considerada emblemática. Los expertos coinciden en que la decisión abrirá la puerta a centenares de nuevas demandas contra la compañía. Anka Mapu destaca en esta lucha por develar la verdad del peligro del uso de estos herbicidas cancerígenos. Actualmente, unos cuatro mil demandantes alegan hoy ante los tribunales norteamericanos que la exposición al Roundup de Monsanto les causó a ellos y/o a sus seres queridos, linfoma no Hodgkin (NHL). Irónicamente, una de ellas se presento en la propia sede central de Monsanto, en la ciudad de Saint Louis, Missouri, la cual está adportas de su fallo final.

Es un aporte más al cuidado del planeta de Anka Mapu, la granja orgánica del Maule. Parcela 46 pp. Flor del Llano, San Clemente.

Comparte esta increible econota

0

No hay productos